Auditorio Alfredo Kraus

Sede del 35º Seminario de Ingeniería Hospitalaria

Auditorio Alfredo Kraus.

El Auditorio lleva el nombre del tenor canario más internacional y más querido por el gran público. Este es un gesto de homenaje y agradecimiento por toda su labor en el mundo de la música, llevando el nombre de la ciudad por todo el mundo a través de su figura.

Fue diseñado por el arquitecto Óscar Tusquets, se levanta frente al océano Atlántico, en uno de los extremos de la playa de Las Canteras, Su futurista silueta, que tiene un aire de castillo, está rematada por un gran lucernario con forma de faro. Destaca de su interior la Sala Sinfónica.
Su construcción se produjo entre los años 1993 y 1997 y supuso todo un revulsivo, dando una nueva vida a esta zona de la ciudad y reactivando un sector cultural que demandaba un recinto multifuncional para albergar actos de todo tipo.

Erigido sobre un zócalo de roca volcánica, el edificio cuenta con 16.750 m2 de superficie útil distribuidos en 25 salas capaces de acoger desde una reunión para 20 personas a un gran congreso o convención para 4.600 asistentes.
Junto a las salas dispone de amplios espacios interiores de descanso y ocio, prolongados hacia el exterior a través de una zona privilegiada de la ciudad en la que se contemplan el paseo que bordea los cinco kilómetros de la playa de Las Canteras.
En la Sala Sinfónica del Auditorio, además el enorme ventanal que se abre entre el patio de butacas y el mar, destaca un espectacular órgano que, con sus 2.750 tubos, es uno de los más grandes de Canarias y el único laico de la isla de Gran Canaria.

En 2010 se inauguró la sala polivalente, un espacio de 587 m2 con capacidad para 610 personas y con un mecanismo innovador a nivel mundial para recoger las butacas. Esta sala, obra también del arquitecto catalán Óscar Tusquets, se utiliza para todo tipo de eventos y conciertos, lo que supuso un nuevo espacio novedoso dentro del Auditorio.
En 2014 la sala polivalente del Auditorio Alfredo Kraus pasó a denominarse Sala Jerónimo Saavedra Acevedo, en reconocimiento por su contribución al fomento de la cultura en el archipiélago, con motivo del 30 aniversario de la puesta en marcha del Festival de Música de Canarias, de la que el Auditorio Alfredo Kraus es sede.

A lo largo de su trayectoria, el Auditorio Alfredo Kraus ha ido consolidándose como un recinto único e indispensable en la ciudad ya que todo tipo de eventos, tanto culturales como sociales se celebran en sus instalaciones. Además, su edificio, parte inseparable ya de la playa de Las Canteras, es un emblema característico de Las Palmas de Gran Canaria en todo el mundo.